TRATAMIENTOS


La terapia manual es el elemento clave de nuestra clínica. Nos involucramos en las necesidades personales  de cada  paciente, lo que nos permite tener un conocimiento profundo de su patología, pudiendo prestar el tratamiento más adecuado.

Todos nuestros tratamientos se realizan de forma individual, tienen una duración de 45 minutos y nuestras manos son la principal herramienta de trabajo.

FISIOTERAPIA

La fisioterapia es aquella parte de las ciencias de la salud que mediante la aplicación de técnicas específicas, cura, previene, recupera y adapta a las personas afectadas de disfunciones somáticas y orgánicas o a los que desean mantener un nivel adecuado de salud.

La fisioterapia se basa en el conocimiento del cuerpo humano, usando medios manuales (movilizaciones, estiramientos, osteopatía, masaje…),  con fines terapéuticos. Con su aplicación el tiempo de rehabilitación es menor, a la vez que disminuyen las molestias del paciente, lo que repercute en su bienestar físico y mental.

En nuestra clínica de fisioterapia de Aranda de Duero ubicada en el centro deportivo Prado Sport,  combinamos las técnicas manuales con la tecnología más avanzada, obteniendo unos resultados altamente satisfactorios para el paciente. La sesión es individualizada y tiene una duración de 45 minutos.


OSTEOPATÍA

La osteopatía o medicina Osteopática es un tipo de medicina alternativa desarrollada por Andrew Taylor Still y basada en la hipótesis de que muchas enfermedades son debidas a una pérdida de la integridad estructural.

La osteopatía es un tratamiento manual, que toma al cuerpo como un todo, en el cual todos los sistemas (muscular, articular, nervioso, visceral, craneal, emocional…) están relacionados y su objetivo es reequilibrar y normalizar las estructuras afectadas, mediante la aplicación de técnicas manuales.


La osteopatía tiene en cuenta que toda alteración estructural va a tener una repercusión en la función de la estructura afectada, lo cual dará lugar a unos síntomas distintos dependiendo del tejido afectado: dolor, quemazón, cansancio, falta de movimiento…


Las técnicas de elección varían en función de los tejidos afectados, pero todas ellas tienen el objetivo de ayudar al cuerpo a la autorregulación, a que se normalicen las estructuras que están en disfunción, de tal manera que podemos hablar de:


Osteopatía estructural: se ocupa del sistema músculo esquelético, de las disfunciones de la columna vertebral y de los miembros superiores e inferiores (cervicalgias, lumbalgias, ciatalgias, esguinces…) y  algunas  son técnicas de impulso con el objetivo de liberar la disfunción  y romper la facilitación del tejido afectado, pero siempre ajustadas a las necesidades del paciente.


Osteopatía craneal y terapia cráneo sacra:

Actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación cráneo sacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.


Osteopatía visceral: está dirigida a mejorar la función de órganos liberando adherencias que pueden dificultar el riego y movimiento de los mismos, secuelas de cirugías, infecciones y ptosis. Está orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

A través de estas técnicas, trataremos:

  • Contracturas musculares, tendinitis, etc.
  • Patologías de espalda: lumbalgias, ciáticas, escoliosis, etc.
  • Tratamientos post cirugía, fibrosis de tejidos.
  • Trastornos respiratorios, sinusitis,  etc.
  • Problemas digestivos, estreñimiento, acidez, espasmos abdominales, etc.
  • Problemas Genito-Urinarios, incontinencia, dolores menstruales, etc.
  • Estrés, migrañas tensionales, etc.
  • Osteopatía pediátrica.

NEUROLOGIA BOBATH

El tratamiento de los trastornos del movimiento a través del Concepto Bobath se basa en un enfoque en el que se considera al individuo de una manera global. Se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Análisis del movimiento normal.
  • Análisis de la desviación de movimiento normal.
  • Aplicación de técnicas de tratamiento adaptadas al paciente, con el objetivo de llevar a cabo un reaprendizaje del movimiento normal.
  • Análisis del efecto de dichas técnicas para modificarlas a medida que el paciente va evolucionando.

Mediante la